• Catalina @ Markodi.co

El Día de la Madre; un regalo agridulce

Updated: Jun 12


Todas las fechas conmemorativas tienen un origen, un chispazo que merece ser recordado o tenido en cuenta. El día de la madre, que se celebra en Colombia en el mes mayo, no es la excepción.


En 1911, fue declarado por primera vez en los Estados Unidos el Día de la Madre. Esta fecha tuvo una gran acogida y se estableció en todos los rincones del mundo entero y en la actualidad, se celebra en diferentes fechas, pero con el mismo fervor, indistinto de etnia, religión, edad o género.


La historia de esta fecha conmemorativa no es tan dulce como los regalos que reciben las madres en su día. Anna Jarvis fue la mujer quien impulsó esta iniciativa, luego de que su propia progenitora, le compartiera una oración que rezaba durante los amargos años de la Guerra Civil de EE.UU., cuando las mujeres tuvieron un papel preponderante pero desconocido.


"Espero y rezo para que alguien, un día, reconozca un día en memoria de las madres, para celebrar el servicio incomparable que prestan a la humanidad en todas las áreas de la vida."

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Jarvis, admiraba el trabajo que realizaron los grupos de mujeres en el estado de Virginia durante la guerra en pro del cuidado de los soldados y las mejoras en la salud pública. Las jornadas de trabajo fueron denominadas ‘días de las madres’ y fueron determinantes en la construcción social de la posguerra.


Movida por estas iniciativas maternales, Anna, decidió comenzar una campaña para lograr el reconocimiento de estas mujeres, mediante el establecimiento de una fecha para rendir homenaje a las madres, por su labor incansable e invisible como cuidadoras.


En 1905, Anna Jarvis comenzó a enviarles misivas a todos los congresistas, gobernadores e incluso a actores y personalidades importantes de la sociedad norteamericana, exponiendo su idea de reservar un día para rendirle homenaje al trabajo de las madres y reconocer sus esfuerzos en todas las áreas de la vida. Sin embargo, sus primeros esfuerzos no dieron los resultados esperados.


Jarvis insistió. Cada año enviaba nuevas cartas a políticos y actores sociales de gran reconocimiento y fue acuñando con calma y pulso la idea del establecer el día de la madre. No obstante, fue hasta 1911 que esta fecha fue declarada oficialmente como un feriado nacional de reconocimiento a la labor de las madres.


La historia por fin estaba del lado de Anna, pero el júbilo duró poco. Pronto los comerciantes vieron en esta fecha una oportunidad para aumentar las ventas y armaron todo un discurso que se basa en rendirle homenaje a mamá mediante regalos y caras celebraciones.


Jarvis estaba destrozada. Quiso eliminar la fecha argumentando que era de su propiedad intelectual y legal y no parte del dominio público, pero no pudo recuperar el control de la fecha. Ella aspiraba que este día fuera un 'día sagrado' que conmemorara a la madre que puso las necesidades de sus hijos antes que la propia y no un festín para los comerciantes. Sin embargo, la fecha ya había cobrado vida propia y estaba fuera de su dominio.


Decepcionada, Anna no tuvo más remedio que desprenderse de la fecha, no sin antes intentar boicotearla. Criticaba a los comerciantes a quienes tildaba de “violadores de los derechos de autor, vándalos comerciales y especuladores declarados" según cuenta Katharine Lane Antolini, autora de La conmemoración de la maternidad: Anna Jarvis y la lucha por el control del día de la madre. Su indignación era tal, que realizó protestas frente a las floristerías que aumentaban sus precios en el mes de mayo y amenazó con demandar a muchas empresas que se lucraban con la celebración, pero nunca logró reversar su propio invento.



Foto: https://wvupressonline.com/node/670

Aunque Jarvis nunca experimentó la maternidad, dedicó toda su vida a encontrar una manera de hacerles un reconocimiento a su madre y a otras madres en el mundo. Sin embargo, vivió también para ver la comercialización de su iniciativa, lo que la llevó a caer en depresión y a morir endeudada y frustrada en 1948.


A pesar que Anna confesó que se arrepentía de haber creado esta fecha después de haber dado este giro comercial, la fecha conmemorativa sí ha ayudado a concientizar a la sociedad sobre el papel preponderante de las madres en la sociedad y ha provocado nuevas reflexiones sobre el papel de la mujer.


Para nosotros, en Restauración del Mueble, la celebración de este día es un homenaje a las mujeres luchadoras que como Anna, entregan su vida por una causa: la familia como pilar social.


Este año, celebramos todo el mes esta fecha que ha ido adoptando nuevos significados y nuevos horizontes.
89 views0 comments